Las tres C’s que cambiarán tu vida para siempre

Como las lentejas, o las tomas o las dejas.

Sigo a Jesús desde hace 10 años. Es la mejor decisión que he tomado en mi vida. Yo era una adolescente que no quería saber nada de la iglesia. Lo único que me interesaba eran mis amigas, los chicos y la fiesta. Muchas veces me encontraba a solas pensando, “¿Qué sentido tiene mi vida? ¿Para qué estoy aquí en este mundo?” Emborracharme y ligar, obviamente no era la respuesta.

plain

Mucha gente piensa que eso de la religión evangélica sólo encaja con la personalidad de ciertas personas, pero yo sé que no es así. Jesús te ama a ti lo mismo que me ama a mí, por eso hoy quiero darte los pasos (súper sencillos) que tienes que seguir para tener esperanza cuando la vida en esta tierra se agote:

Cree

A la vez tan fácil y tan difícil. Para los estudiosos se convierte en tarea imposible mientras que los niños creen sin dificultad alguna. Jesús, el hijo de Dios, vino a la Tierra y murió en una cruz para que tú y yo podamos acceder al cielo. “Pero, ¿por qué tenía que morir?,” te preguntarás. Se podría resumir así, el castigo del pecado que corroe nuestras vidas es la muerte (y el infierno), pero Jesús, que no pecó, pagó nuestro precio (la muerte) y si creemos en él, nos regala vida eterna.

¿Vas a creer en Jesús? Tú tomas la decisión. No hay nada que temer, te aseguro que él no te va a defraudar.

Confiesa

¿Crees que existe? ¿Crees que murió por ti? ¡Pues dilo! Abre tu boca y dilo. “Jesús creo en ti.” Este paso sí que es fácil, eso no me lo puedes negar. Tan sólo tienes que recitar cuatro palabras que cambiarán tu vida. Por que en realidad, tú quieres que tu vida cambie, ¿verdad? Sabes que lo que ahora ocupa el centro de tu vida no te satisface ni te trae paz. Por eso, pídele a Jesús que a partir de hoy él sea el centro de tus motivaciones y que los pecados que se interponían entre vosotros sean lavados.

Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo. Romanos 10:9

Cambia

Sin duda alguna, este paso te llevará más tiempo que los anteriores. Todos sabemos que dejar de lado malos hábitos es difícil. Pero ahora no estás solo. Ahora Jesús está a tu lado. En todo momento. Pídele ayuda y él estará ahí. Además, deberías buscar una comunidad de personas que pueda caminar contigo en este aprendizaje. Entra en Google y busca “Iglesia Evangélica en ________ (tu ciudad).” Este domingo acércate a sus puertas y preséntate. Cuéntales que has creído, has confesado y quieres cambiar.

…Emborracharme y ligar, obviamente no era la respuesta. El sentido de mi vida lo encontré en Jesús, que me ama, me guía y me protege a cada paso. En sí mismo, seguirle es el sentido. 

Pregunta: ¿Has creído, confesado y quieres cambiar? ¿Tienes más dudas? Deja un comentario pichando aquí.

¿Qué piensas? No seas tímid@ pero tampoco te pases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 thoughts on “Las tres C’s que cambiarán tu vida para siempre