Cuando en realidad no te apetece dar gracias

Mirando el lado positivo

No sé si te has fijado en que los americanos suelen tener una perspectiva positiva de la vida, de las circunstancias, de todo. Si ven una casa vieja y medio destruida, dicen, “Ese espacio tiene un gran potencial.” Si contratan a un empleado que no tiene ni idea de realizar su trabajo le asegurarán, “¡No te preocupes! Esta es una gran oportunidad para que desarrolles tus habilidades de aprendizaje.” Esta forma de ver la vida me recuerda un poco a lo que hacemos en Acción de Gracias. Por un día, le damos la vuelta a la tortilla y aunque estemos pasando por una etapa horrible, somos capaces de tragar saliva y dar gracias.

Dar gracias

Sigue leyendo »

“Salir de fiesta no es pecado, papá”

Lo que no entendía cuando mis padres me apartaban de mis amigas

Cuando estaba en 4º de la ESO, el único tema de conversación de mis amigas era la fiesta del viernes. Ah, y también del botellón del sábado, claro. De lunes a martes recordaban todos los buenos ratos que habían pasado durante el fin de semana y el miércoles ya empezaban a hablar de la ropa que se pondrían para la siguiente fiesta. Yo mientras tanto había aprovechado el viernes para orar en la iglesia y el sábado en la reunión de jóvenes para aprender más de la Biblia. “Papá, déjame sólo esta vez, ¡¡¡porfa!!!” Pero ellos se resistían. Lo que yo no entendía en ese entonces es que con su prohibición me estaban…

Alcohol

Sigue leyendo »

4 Claves imprescindibles para mejorar el liderazgo de tu grupo de hogar

Lo que aprendí a base de golpes.

Durante las Jornadas Internacionales de Convivencia en Monzón y Guadarrama una de mis responsabilidades era liderar un minigrupo de 5 a 7 chicas. 

Además en las campañas, los minigrupos se convierten en un tiempo muy intenso porque la convivencia hace que no puedas esconder quien eres en realidad y el cansancio hace que las emociones estén a flor de piel. A diferencia de cualquier grupo de hogar normal de iglesia que se junta una o dos veces al mes, los minigrupos se repiten día tras día hasta doce veces. Es decir, el número de veces que se podría reunir una célula normal a lo largo del año, es el número de veces que nosotros nos juntamos en las campañas.

Aquí va lo que yo he aprendido y lo que me gustaría mejorar para las siguientes ocasiones:

Sigue leyendo »